viernes, 19 de febrero de 2010

Broche Flor





Esta ha sido mi primera experiencia con la máquina de coser, un pequeño primer contacto.
Mi madre bordaba con su Sigma de toda la vida, esas que tenían mueble, y lo hacía muy bien. Ahora me arrepiento de no haber aprendido a bordar y a coser cuando lo tenía tan fácil y a mano. Pero bueno, nunca es tarde para aprender no?
Ahora las máquina de coser son eléctricas, más pequeñas, más cómodas... pero para mi, igual de complicadas! Aunque como todo, con la práctica, se consigue. Así que esta no será la última flor que veáis.

7 comentarios:

  1. Pero que cosa más bonitaaaaa...Aaaaaay, parad yaaaaa...que me estais metiendo el gusanillo del fieltroooooo...
    Este broche está genial, Isabel. Te ha quedado bárbaro.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Susana! Has visto mi post de ayer? Un beso

    ResponderEliminar
  3. Hola!! gracias por tu visita!!
    Pues no, nunca es tarde, y con la máquina lo mejor es practicar muchoooo

    ResponderEliminar
  4. ¡¡HOLA, YA ESTOY MEJOR...Y EN AGRADECIMENTO A TOD@S QUE ME VISITASTEIS CUANDO ESTABA "PACHUCHA" OS VOY HA HACER UN SORTEO ESPECIAL,,Y NO HAY QUE HACER NADA,,CUANDO LO REALIZE LO COMENTARE EN MI BLOG. UN BESIKO.

    ResponderEliminar